05 diciembre 2010

Desolación

Foto by Michal Macku

Desolación, eso sentí con la ruptura de mi relación, sentía que estaba vacío, que no podía ser feliz, que no podía reír, ni llorar, ni nada; era una sensación de soledad tan inmensa, me sentía abandonado y aunque suene tonto, no podía dejar de pensar que iba a morir solo, que nadie iba a estar ahí para mi... Creo que después de un gran amor hay una gran pena, y yo creo que no pude amar más... Hubieron momentos donde de tener un frasco de pastillas no hubiera dudado en tomarmelas; es que no le encontraba sentido a mi vida, no me creía capaz de seguir adelante y no quería vivir para siempre con esa pena.

Foto by Älison Scarpulla

Una amiga me dijo que de amor nadie se muere, yo llegué a pensar que tal vez sería el primero, por suerte no lo fui, por suerte me di cuenta que no importaba cuanto amor le tenía, él no iba volver conmigo; creo que fue el hecho de pedirle, de suplicarle llorando volver y no ver más que negativas lo que me ayudo a empezar a superarlo.


Hoy ya empiezo a ver un rayo de luz en la tormenta, hoy ya puedo reír y creo que puedo incluso llegar a ser feliz...

3 comentarios:

Rodrigo dijo...

Terminar una relación es tan complicado, porque de una vez todo se acaba. Llamesé sueños, proyectos, entre otros.

Pensar sólo que una relación y mi actual relación se terminaría me produce una pena inmensa.

Me gusta el tono y esa sutileza / confrontacionalidad Pancho que a veces tienes para decir las cosas. Sólo el final me parecio un poquito abierto, pero quiero seguir leyendo más. Así que estaré atento a nuevos Post :)

Un abrazo

nelPod dijo...

Me conmovió de sobremanera tu relato. Me hizo recordar aquellas cosas que uno ya siente borradas o imposibles de volver a vivir.

lo importante es no canalizarlas en rencor, sino en vida. Todas las experiencias de este tipo, que se sienten injustas y dolorosas, sólo son un peldaño más, que te ayudará a subir y a ser mejor persona aún, con aquel que merezca y corresponda tu cariño.

Te felicito, como siempre, por la pasión que impregnas a tus palabras, y ahora, por exponer y compartir tus sentimientos.

Espero volver a leerte sonreir.

Saludos.

Nelson

Dan Varsovick dijo...

Cuando la costumbre se mezcla con el amor es parecida a una costra que intentamos quitar... pero al igual que ellas todas cicatrizan.
Los humanos somos seres adaptables, todo lo podemos superar si tenemos la iniciativa.